FERNANDO MOVALLI YA ESTÁ EN ZAGREB PARA LA FINAL DE LA COPA DAVIS

delpo-maradona

[AUDIO] El periodista Fernando Movalli, enviado especial de FM TOP a Zagreb (Croacia) hoy realizó el primer contacto con Sofia Pieroni.
Además Fernando envió su columna de opinión con los primeros detalles.

CUESTIÓN DE ESTADÍSTICAS
Argentina derrotó a Croacia en las tres ocasiones en las que se enfrentaron por distintas instancias del grupo mundial, aunque nunca en una final. Entre otros temas, de eso se habló también junto a los colegas en el entrenamiento de este miércoles.
En el 2002 fue 3 a 2 en el Buenos Aires Lawn Tennis en donde ya jugaba un juvenil Ivo Karlovick, hoy un veterano rival de cuidado por este cetro ecuménico.
Cuatro años más tarde llegaría el segundo triunfo, también por 3 a 2, en una dramática definición en Zagreb. Por esos tiempos, cuando la selección europea pudo conseguir la Ensaladera, ya asomaba con timidez el hoy gran jugador Marin Cilic, raque número uno croata.
Por último, en el 2012 llegaría la tercera victoria argenta, esta vez en el Parque Roca porteño por un contundente 4 a1 con Cilic y Karlovick ya asentados en el equipo y con la llamativa única derrota de Nalbandian en el país.
Es indudable que, por una cuestión sicológica personal, las estadísticas cuentan más en los choques de rival a rival que en los enfrentamientos grupales con nuevos equipos y contextos.
De cualquier manera, al igual que las rachas las estadísticas también suelen estar para confirmarlas y ojalá que en ese sentido tengan un efecto especial para los nuestros.

CALENTANDO MOTORES
A menos de 24 horas del inicio oficial del duelo, y con temperaturas más bien bajas, ambos equipos trataron de no desperdiciar ni un solo minuto de entrenamiento. No solo en la puesta a punto individual y grupal sino también en la siempre clave adaptación a la superficie de juego.
Se sabe, el capitán croata solo estaría dudando en quien acompañará al doblista Dodig para la pareja del sábado, a diferencia de todas las dudas todas por el lado de Orsanic que sigue evaluando el rendimiento del día a día. De paso, el entrenador europeo tiro que “la presión de nuestro público será terrible, lo que puede jugarnos tanto a favor como en contra”.
De todas formas, y más allá de las palabras y las bajas temperaturas, los motores se siguen calentando por una dura fajina en ambos seleccionados típica de toda previa a una gran final mundial. Un exigente trabajo físico, estratégico y sicológico para adentro, pero también, ya mirando atentamente de reojo al cercano rival.
ENTRE LAS AFIRMACIONES DEL CAPITÁN Y LA LLEGADA DEL “10”
En mi caso, arribado sobre el final del entrenamiento en donde peloteaban Del Potro y Trungellitti y esperaban los croatas, rescaté dos sensaciones dignas de comentar. En primer lugar la de los colegas porteños que me comentaron las afirmaciones del Capitán Orsanic de solo una hora antes: “Todos, incluyendo a Delpo, están para jugar los tres días si la ocasión lo ameritase ….veremos”; En segundo término, la confirmación también por parte de los colegas y hasta de algunos adelantados hinchas de que este Jueves por la tarde estaría arribando Maradona. Se sabe, el histórico astro futbolístico es un ferviente hincha del seleccionado nacional y, de hecho, lo alienta desde 1997.
Al respecto, Del Potro dejó por la mañana estos jugosos conceptos que bien pueden generar todo tipo de análisis: “A mí me cuesta mucho hablar sobre él (por Diego) porque, más allá de lo que la gente diga, yo estuve con él cuando fallecieron los padres y él me llamó antes de entrar a operarme de la muñeca.
Ello, en clara referencia a separar la conocida amistad de Maradona con Nalbandian de algunos dichos del “10” contra Del Potro en aquellos años en donde el tandilense se negaba a jugar cuando el vestuario copero en realidad no lo quería en el plantel.