http://radiotop.com.ar/
FM TOP Pozo del Molle

LA ETERNA MONARQUÍA DEL REY DON JULIO – FERNANDO MOVALLI

Asumió en Abril de 1979 como Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino y por un período de cuatro años. Pero fue una presidencia eterna que recién culminó con su muerte en el día de la fecha, treinta y cinco años después. Julio Humerto Grondona, 82 años y también Vicepresidente de la FIFA, de el se trata.

Rey Julio

 

Podrían llenarse páginas enteras detallando su periplo en el manejo del más popular de los deportes y no siempre se hablaría de deporte. Porque lo financiero, lo institucional y hasta lo político son imposibles de obviar a la hora de recordar toda su influencia. Para bien o para mal, con seguidores y detractores, con frutos y desperdicios … pero “todo” a partir de sus inapelables y unilaterales decisiones. Que terminaron desde hace años con una AFA rica con clubes pobres lo que fue funcional al mantenimiento de su poder que se basó, precisamente, en la necesidad de todos de que el mandamás no les soltase la mano. Y allí pagaron justos por pecadores ya que dio lo mismo la sana administración como el descalabro de la mayoría.

Eso sí, Don Julio nunca dejó de pensar en un fútbol federal, quizás más por la necesidad de votos que por su convencimiento de sacar los pies del plato siempre egoísta del puerto.

Un hombre que siempre estuvo cerca del poder de turno, cualesquiera fuera, y que hasta estos días manejó una impresionante chequera desde el pedestal de la FIFA y la AFA. En este último caso, con la sospechada sociedad con el Gobierno en el Fútbol Para Todos.

Un personaje inigualable que hasta se dio el lujo familiar de llevar a un humildísimo club de barrio como Arsenal no solo a primera División sino a ganar la Copa Sudamericana.

Su anillo del “todo pasa”, que gustaba mostrar para convencer a propios y extraños de que ese dicho era la pura realidad, hoy lo arrastró también a el fuera de las vivencias del mundo. Un mundo que, para la vida del fútbol argentino, ya no será el mismo ni por asomo. Porque, a no dudarlo, habrá un antes y un después de esta eterna monarquía del Rey Don Julio.-

 

Fernando Movalli

También podría gustarte