INSOLITO – ESPAÑA: Tirarse un pedito puede ser violencia de género

El juzgado de Violencia de Género N° 1 de Valencia condenó a un mes de multa a un hombre que, en una discusión con su pareja largó una “ruidosa ventosidad”, según constó en la sentencia, por lo cual, según el juez, constituye una actitud de menosprecio que lesionó la dignidad de la denunciante además de menoscabar su autoestima y honor.

Pedorrero

Así, la incontinencia gaseosa se incorpora al catálogo de acciones punibles en los llamados “delitos contra la violencia de género”. Esta vez el capítulo de violencia psicológica al no existir malos tratos físicos ni de palabra, a decir de los expertos de la materia.

Los hechos que ha condenado el juez tuvieron lugar en el transcurso de una discusión entre la denunciante y su marido. Este decidió cortar lo que podría ir más lejos, dándose vuelta y dejando con al palabra en la mujer. Al alejarse se le escapó una fuerte ventosidad que la esposa interpretó como un “insulto hacia ella”.

La demanda fue admitida a trámite y dio lugar a un juicio contra el marido por la supuesta falta de respeto e injurias. El juez dictó sentencia en la que dio la razón a la mujer al considerar que, con esta actitud el denunciado menoscabó su honor.