http://radiotop.com.ar/
FM TOP Pozo del Molle

UN K.O. AL BOX – HABLA EL VERDADERO EDUARDO ZAPATA

Lo sucedido en esa velada (POZO DEL MOLLE) repercutió con gran estridencia en Centenario, una pujante ciudad neuquina que siente los efectos positivos de la nacionalización de YPF, con el crecimiento de la producción que va de la mano con mayor cantidad de nuevos empleos.

ARIEL EDUARDO ZAPATA BOXEADOR

Eduardo Ariel Zapata, el verdadero, dialogó con EL DIARIO vía telefónica. “Este calvario lo vivo hace tres años. Me robaron la licencia, mi nombre y también mi trabajo. Yo vivía del boxeo y le daba de comer a mis cinco hijos con las peleas que hacía. Hace tres años que no puedo boxear y eso que yo siento que tenía muchas chances de llegar bien arriba. Muchos me consideraban una promesa del boxeo neuquino”.
El púgil apodado “el Ratón” contó su situación, pero al parecer nadie hace nada. Y eso que han pasado más de mil días. “Tengo denuncias en la Policía, lo denuncié a la Federación Neuquina, a la que también le he mandado cartas documento; he llamado a la Federación Argentina de Box (FAB) para explicar mi situación, pero Osvaldo Bisbal nunca me pudo atender. Tampoco me contestaron. Los de la Federación Neuquina (su presidente es Rodolfo Alvarado) tampoco me ofrecen una solución, anulando la licencia anterior y dándome una nueva”, se lamentó.
“En 1998 yo integré la selección argentina, era campeón argentino amateur, estaba en la selección con Saputo, Pérez, Chacón, con ‘Rocky’ Giménez, con Julio Ler, Priotti, ‘Rompehuesos’ Azar, entre otros. Yo siento que quería y podía vivir del boxeo, peleaba en Buenos Aires, siempre me programaba Mario Margossian. A él también lo llamé y me respondió que no se podía ocupar de eso”, comentó.
“Al no tener la licencia no tenía para comer, no podía pelear para vivir. Y tuve que buscar otro laburo. Estuve viviendo un tiempo de un subsidio por desempleo, pero yo no quiero eso, yo puedo trabajar. Pero quería vivir del boxeo”, señaló.
“Cuando me robaron la licencia estaba en el mejor momento de mi carrera. Estaba quinto en el ranking argentino y cerca de pelear por el título argentino Supergallo. Yo fui sparring del ‘Chino’ Maidana en ese tiempo. ¿Se da cuenta?”, agregó.
“Esto es terrible, nadie escucha mi denuncia. Estoy desamparado. No tengo amparo ni de la FAB ni de la Federación Neuquina. Ahora, por suerte, tengo un trabajo bueno. Yo peleo desde los 13 años, tengo 31, y el presidente de la Federación Neuquina fue siempre el mismo”, destacó.
“Tengo un montón de recortes, notas que saqué de Internet. Han peleado con mi nombre en un montón de lugares, casi siempre en pueblos chicos del interior. Los he visto por televisión, peleando afuera del país y cobrando en dólares. ¿Usted se imagina? Le cuento algo. En febrero o marzo del año pasado no tenía trabajo y un sábado, por TyC Sport, apareció un boxeador con mi nombre. En mi casa había siete bocas que no teníamos ni para comer”.
“La licencia me la robaron luego de pelear en Caseros, el 10 de abril del 2010, cuando combatí por última vez. Perdí por nocaut con Sebastián Rodríguez, por el título Sudamericano. En ese momento mi récord era de 11 triunfos, un empate y una perdida. Estaba enojado por la derrota y me quise volver a Centenario enseguida. Me acompañó el que era mi entrenador y representante, Andrés Alcazar. Cuando le pregunté a él por la licencia se hizo el desentendido. Y a partir de ahí no pude volver a boxear y otros empezaron a usarla”, denunció Zapata.
“Hubo por lo menos 12 peleas, según pude constatar, en donde usaron mi licencia y mi nombre. Y lo más triste es que yo no podía pelear. Me sentía desesperado ante la situación”, dijo Zapata.
“Ayer (por el lunes), cuando conseguí el vídeo de la pelea en internet y lo publiqué, hubo muchos que me llamaron para darme su apoyo. Y el presidente de la Federación Neuquina, justo ahora que pasó todo, me llamó y me dijo que hace dos meses tienen mi licencia. Pero mientras tanto, nunca me avisaron y hay otro con mi nombre peleando en distintos puntos del país con otra licencia”, criticó el neuquino. G.F.

Fuente: El Diario de Villa María

También podría gustarte